fbpx

Las alergias y las patologías asociadas son un mundo misterioso y todavía muy desconocido. Hay muchas incógnitas a las que la ciencia todavía no ha sabido dar respuesta. Sabemos que existen diferencias entre las alergias mediadas por IgE y las alergias no mediadas por IgE. ¿Pero conocemos los distintos tipos de alergias en profundidad? Hoy quiero contarte todo lo que necesitas saber sobre el FPIES o el síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias: qué tipo de alergia es, por qué se dan síntomas digestivos, por qué se puede reaccionar ante varios alimentos… Sigue leyendo y descubrirás la respuesta a todas estas preguntas:

¿Qué significa FPIES?

FPIES corresponde a las siglas en inglés “Food Protein-Induced Enterocolitis Syndrome”, que en español quiere decir Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteínas Alimentarias. En español fácil de entender significa que al comer un alimento o alimentos determinados, una persona con FPIES reaccionará con síntomas digestivos. El FPIES es un tipo de alergia alimentaria no mediada por IgE. Lo que ocurre a nivel interno es que el sistema inmune reacciona ante algunas proteínas presentes en los alimentos produciendo una inflamación a nivel intestinal, lo cual provoca síntomas digestivos.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes en FPIES?

Los síntomas son principalmente digestivos. El FPIES cursa con vómitos, diarreas, dolores abdominales, pinchazos, hinchazón… e incluso sangre en heces. Los síntomas suelen producirse de forma no inmediata. Pueden tardar en aparecer más de 24 horas desde que se ingiere el o los alimentos que provocan la sintomatología.

Los vómitos son el síntoma más común en FPIES. Suelen ser vómitos propulsivos, muy llamativos. También es común que esta alergia curse con diarrea, sangre en heces y quizá notes a tu peque cansado, decaído o aletargado. Si has notado alguno de estos síntomas en tu peque, consulta con su pediatra.

¿Cómo se diagnostica un FPIES?

Por ahora, no existen pruebas diagnósticas concretas, por lo que el diagnóstico de FPIES se basa en la sintomatología, el examen clínico y la historia clínica y dietética del bebé. No hay evidencia científica que aconseje hacer pruebas como el Prick-test o el análisis de sangre (que son las pruebas diagnósticas de referencia en las alergias mediadas por IgE). La razón es sencilla: al no ser el FPIES una alergia mediada por IgE, la reacción alérgica no se produce a través de esta inmunoglobulina.

Por lo tanto, son los síntomas los que nos indicarán si el bebé o el peque tiene FPIES. Para saber a qué alimentos reacciona tu bebé, necesitamos comprobar la tolerancia a cada uno de ellos. Lo haremos a través de diferentes pruebas de provocación o eliminación. Para el éxito del diagnóstico y del tratamiento, es interesante el trabajo en equipo de pediatría, alergología, gastroenterología y nutrición.

En consulta, es habitual que tengamos que hacer un estudio (aunque bien podríamos llamarlo investigación) para saber qué alimentos se toleran y cuáles no. Al ir comprobando la tolerancia de los diferentes alimentos, descartaremos los que no provocan síntomas y podremos introducirlos en la dieta sin problemas.

¿Cuál es el tratamiento de FPIES?

Una vez se haya confirmado la sospecha de FPIES, es importante descubrir qué alimento o alimentos son los causantes de la enterocolitis. Ya que el único tratamiento que nos asegura que desaparezcan los síntomas será ELIMINAR LOS ALIMENTOS QUE TU BEBÉ NO TOLERA.

El FPIES, igual que las alergias alimentarias mediadas por IgE, puede desaparecer espontáneamente con el tiempo. Aunque antes de que esto ocurra, seguramente tengas que prestar mucha atención a la dieta de tu bebé. Pero mantén la calma: con una buena atención médica y un plan nutricional personalizado para tu bebé o tu peque, podrás comprobar la tolerancia a los distintos alimentos y asegurar la ingesta de nutrientes necesaria para su correcto crecimiento y desarrollo.

¿Qué alimentos suelen ser los causantes de FPIES?

En realidad, cualquier alimento puede provocar alergia (mediada o no mediada por IgE). Por lo tanto, es difícil dar una lista de alimentos causantes de alergia. Según las opiniones de expertos estadounidenses en las guías de posicionamiento, y por lo que se ha visto en la mayoría de pacientes, los alimentos que suelen provocar FPIES son:

  • Leche
  • Soja
  • Pollo
  • Pescado
  • Huevos
  • Arroz
  • Avena
  • Boniato
  • Guisantes
  • Plátano

Esta lista no quiere decir que sean estos alimentos los únicos que provocan FPIES, sino que son los más comunes. Sin embargo, cualquier alimento puede provocar síntomas y es posible que tu peque tolere alimentos de esta lista sin problema.

Es importante que no elimines todos estos alimentos por tu cuenta. Consulta siempre con tu pediatra o alergólogo antes de realizar cambios en la alimentación de tu bebé. Y no dudes en pedir ayuda a una dietista-nutricionista infantil especializada en alergias alimentarias. Si quieres que Nutritribu te acompañe en este proceso, contacta con nosotros.

Aquí puedes descargar gratis la guía con los tres pasos para vivir la alergia de tu peque sin miedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú