fbpx

Hasta hace poco más de una década, no habíamos escuchado hablar de estas siglas que parecen un nuevo modelo de coche: BLW. ¿Qué significa? Pese a haber libros sobre el tema, miles de cuentas en las redes sociales y páginas en internet exclusivamente de recetas para BLW, es posible que todavía no entiendas muy bien el concepto.

En este artículo te explicaré las 5 curiosidades que necesitas saber sobre el BLW.

Empecemos por el principio, ¿a qué se refieren las siglas BLW? No intentes encontrar palabras en español que encajen con estas iniciales, porque el término es anglosajón. BLW son las siglas en inglés para baby-led weaning. Que en español viene a decir algo así como alimentación complementaria dirigida por el bebé. Hablando claro: dejemos que sea el bebé quien decide.

Una de las particularidades más llamativas del BLW es que los alimentos que ofrecemos al bebé son sólidos en vez de triturados. Pero no te lleves las manos a la cabeza antes de tiempo; la idea no es darle un chuletón a un bebé que muerde con las encías. Puedes estar tranquilx. Los alimentos sólidos que se ofrezcan, serán siempre lo suficientemente blandos para que el bebé pueda machacarlos por si mismx, utilizando sus encías y aplastando la lengua contra el paladar. Los bebés, pese a no tener dientes todavía, están capacitados para comer. De hecho, varios estudios han comprobado que el riesgo de atragantamiento es el mismo en bebés que comen triturados que en bebés que comen sólidos.

Tendremos que modificar la forma y la textura de los alimentos antes de ofrecérselos al bebé para que coma solx.

¿Qué haremos para que el bebé pueda comer sin riesgos? Y lo más importante, ¿cómo conseguir que la familia pueda confiar en el bebé y disfrutar de verle comer tranquilamente? Empezaremos la alimentación complementaria cuando el bebé esté preparadx. Además, adaptaremos la textura, la forma y la presentación de los alimentos. Así, conseguiremos que el bebé pueda coger la comida con sus propias manitas, sin que se le escurran los alimentos, y pueda llevárselos a la boca para mordisquearlos.

Es posible que los primeros días, semanas o incluso meses, tu bebé no “coma”. Tal y como entendemos lxs adultxs comer: utilizando cubiertos, cogiendo cantidades suficientes de comida, masticándola y tragándola de forma continuada, sin pausas y sin otro interés que el de saciarnos y levantarnos de la mesa para realizar la siguiente actividad del día.

Los bebés no funcionan así. Y menos mal. Seguramente, el planteamiento de la comida para tu bebé sea totalmente diferente al que tienes en mente. Y está bien. Si tu bebé coge los alimentos y los examina con atención, está bien. O si se los lleva a la boca y los muerde sin llegar a tragárselos, está bien. Si se los introduce en la boca y los escupe después, está bien. Si tu bebé juega con la comida en vez de comer, está bien también. Recuerda que está aprendiendo. Está aprendiendo a comer. Está descubriendo los sabores, las texturas, el funcionamiento de su cuerpo…es así como aprende a gestionar los alimentos. Y lo está haciendo a su ritmo. Es más importante el proceso que el resultado en sí mismo.

Despréndete de las expectativas sobre el BLW y la alimentación complementaria.

Y esta es una de las grandes diferencias con la alimentación complementaria “tradicional” a base de triturados. El bebé aprende por sí mismx a comer. Es el bebé (y no el adulto) el que decide, el que elige cuánto quiere comer y a qué ritmo, el que gestiona la comida, la cantidad, la velocidad y la forma de comer. En vez de ser un objeto pasivo al comer abriendo la boca a cada cucharada, el bebé se convierte en el centro de su propio proceso de alimentación.

Si quieres aprender todos los secretos del BLW para conseguir que la alimentación complementaria sea una oportunidad para empoderar a tu bebé, puedes hacer el curso de BLW de Nutritribu: LOS PRIMEROS PASOS APRENDIENDO A COMER.

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • He leído el post y está realmente bien.

    Aquí dejo algunos consejos a la hora de empezar en el BLW:

    – Empieza por alimentos que os hagan sentir muy seguros.
    – Olvidaos de cuánto come.
    – Haced a vuestro bebé partícipe del momento de la comida.
    – No sentéis a vuestro a bebé a comer si tiene sueño.
    – Antes de comer, siempre leche.
    – Tened mucha paciencia.

    Si queréis dejar sólo al bebé a la hora de utilizar esta técnica podéis usar vigilabebés con cámara para aseguraros que todo va bien – https://www.mundovigilabebes.es

    Responder
    • Hola Jesús, gracias por tu comentario.
      El tomar leche antes o después de comer depende de la edad del bebé. Y aunque las cámaras pueden ser una gran idea para otros momentos como por ejemplo cuando el bebé duerme, nunca podrán sustituir la presencia de un adulto mientras el bebé empieza a comer. Lo ideal es que los adultos coman con el bebé alimentos saludables para dar ejemplo. Además, en caso de accidente, tendremos que actuar inmediatamente. Por lo que será necesario que un adulto responsable esté pendiente del bebé mientras come y esté presente en la misma habitación para actuar en caso de atragantamiento.
      Nunca se debe dejar a un bebé solo mientras come, mientras juega o en cualquier otro momento en el que pueda atragantarse. Hacer la maniobra de Heimlich en ese mismo instante puede salvarle la vida.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú