fbpx

Muchas familias – y adultos sin hijos – me cuentan que los helados son su postre favorito en verano. Es muy común salir a tomar algo por la tarde o después de cenar y, ¿qué nos pedimos? Un helado.

¿Es saludable tomarse un helado al día?

Pues depende.

¿De qué depende?

De cómo se haya hecho ese helado.

Un helado, el típico helado que te viene a la cabeza, cremoso y con un sabor ultrapalatalbe, suele hacerse con nata, azúcar y saborizantes. Tanto si el helado es industrial y viene envuelto en un plástico, como si nos lo tomamos en tarrina o cucurucho en una heladería, no sería saludable comer uno todos los días.

Entonces, ¿cuándo sería saludable comer un helado al día?

Si el helado es casero, a base de fruta congelada triturada sola, con yogur o con leche o bebida vegetal, la cosa cambia. Porque en realidad estaríamos comiendo fruta mezclada con leche de vaca o lácteos vegetales. Si quieres, también se puedes añadir frutos secos y chocolate puro.

¿Qué sucede con los alérgenos de los helados?

Los helados contienen o pueden contener varios de los alérgenos de declaración obligatoria. Tanto los helados envasados como los helados que venden en cualquier heladería deberían declarar la presencia de alérgenos.

Si el helado tiene etiqueta, en la lista de ingredientes podremos ver qué alérgenos están presentes o podrían estarlo en forma de trazas (en caso de contar con etiquetado preventivo).

Si el helado no tiene etiqueta, en la heladería tienen que proporcionarnos la información correspondiente a los alérgenos que contiene cada tipo de helado. Aunque CUIDADO CON LA CONTAMINACIÓN CRUZADA.

En algunas heladerías no utilizan una cuchara independiente para cada sabor de helado y podrían pasar proteínas de un helado a otro, intercambiando alérgenos.

Si no estamos segurxs de que nuestro peque con alergia alimentaria puede comer el helado sin peligro, NO SE LO DAREMOS

En casos de alergias graves, lo mejor es elegir helados envasados donde se asegure la presencia o ausencia de alérgenos.

En casos de alergia al huevo y a la leche de vaca, una opción podría ser ir a una heladería vegana, donde nos aseguramos que no utilizan ninguno de estos ingredientes para hacer los helados. Aunque algunos helados veganos tienen trazas de lácteos o huevo: ATENCIÓN.

Si tu peque tiene alergia a la soja o los frutos secos, la heladería vegana no sería una alternativa.

También podemos hacer helados caseros, mucho más saludables e igualmente deliciosos.

Resumiendo: si nos apetece un helado todos los días, intentemos que sean helados saludables. Y dejemos los otros helados para ocasiones puntuales. No a diario. Y si nuestro peque tiene alergias, podemos hacer helados caseros sin alérgenos o si lo compramos fuera, asegurarnos de que el peque puede comerlo sin peligro.

¿Cuál es tu sabor favorito de helado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú