fbpx

La alimentación es emocional desde que nacemos.

Desde la lactancia materna el bebé empieza a crear su relación con la comida. La alimentación es emocional desde el minuto en el que agarramos el pezón de una teta que nos alimentará durante, idealmente, al menos 6 meses de forma exclusiva.

El biberón tampoco es solo comida. Todos los alimentos son más que nutrientes. Tienen información emocional, social, comunicativa…

No tiene sentido, como todavía sigo leyendo a menudo, eso de “evitar comer de forma emocional”. No podemos ir en contra de nuestra naturaleza. La comida nos produce emociones. ¿Cómo comer sin sentir? Imposible.

Desde que un bebé empieza a tomar leche materna (también ocurre si toma leche de fórmula), empieza a relacionar la comida con emociones. Empezando a crear así su relación con la comida. Cuando un bebé mama, no solo se alimenta y se nutre, también se calma, se siente sostenidx y amadx. Siente protección, pertenencia y cariño.

Cuando crecemos, también relacionamos otros alimentos con emociones. Porque los humanos comemos de forma emocional. Siempre. El problema es que hemos relacionado las emociones más agradables con alimentos que son muy poco saludables.

Por eso en Nutritribu hablamos de nutrir en calma y con amor. Y nos divertimos comiendo sano. Porque solo así podremos comer de forma emocional disfrutando de alimentos saludables. Como lo hace un bebé cuando toma leche materna de forma exclusiva.

Y tú, ¿disfrutas comiendo sano?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú