Disfruta comiendo sano

Disfrutar comiendo sano.

Tenemos la idea de que comer sano es aburrido. De que solo podemos disfrutar cuando comemos “lo que es malo, lo que no podemos comer”.

No es cierto, solo es el eslogan de los anuncios que quieren que sigas comprando y consumiendo este tipo de productos.

Disfrutar comiendo sano es posible

Revoluciona la alimentación familiar y diviértete comiendo sano

Disfrutar comiendo sano es posible, te lo prometo. De hecho, una vez que quieres y decides comer sano, cuando la alimentación saludable se convierte en tu hábito, dejas de disfrutar tanto de otras comidas que antes te parecían el paraíso. Los fritos y los rebozados empiezan a darte ardores, las comidas muy pesadas te llenan demasiado, los productos con demasiada grasa te empachan, los dulces te empalagan…

Es normal tener que reeducar el paladar. Lo tenemos acostumbrado a alimentos hiperpalatables que se fabrican con un solo fin: que no puedas parar de comerlos.

Pero puedes.

Si tú disfrutas de la alimentación sana, tus peques también lo harán. El mejor ejemplo que podemos darles es comer alimentos saludables. Pero no solo eso, sino hacerlo porque queremos y disfrutarlos.

Si tus peques te ven comer sano y disfrutar, ellos también querrán probar ese alimento. Pero atención: si mientes, se darán cuenta. Además, si compartimos juntos, en familia, comidas saludables y ricas, lo disfrutaremos todavía más.

Y tú, ¿ya disfrutas comiendo sano?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú