fbpx

Son muchas las familias se quejan de que sus peques no comen fruta. Hoy quiero compartir contigo una idea magnífica y muy sencilla para conseguir que les apetezca empezar a comerla.

Es tan fácil como llenar un frutero (a ser posible bonito y llamativo) de fruta variada, con muchos colores en un lugar a la vista y al alcance de tus peques.

Coloca el frutero donde tus peques puedan verlo y coger una fruta ellos mismos.

Sigue estos sencillos pasos:

  1. Elige un frutero que les guste a tus peques y les llame la atención. Si puedes hacerles partícipes de la elección del frutero, mucho mejor. En caso de tener que comprar uno nuevo, llévalos contigo.
  2. Coloca el frutero a la vista. Es importante que esté en un sitio donde tus peques lo vean fácilmente: la cocina, el comedor o algún espacio de paso entre ambas estancias, por ejemplo.
  3. Ten en cuenta que sea un espacio que esté a su alcance, para que puedan coger una pieza de fruta siempre que les apetezca. No lo pongas en la encimera o en alguna mesa que esté demasiado alta y no alcancen por ellos mismos.
  4. Espera y comprueba por ti misma o mismo cómo tus peques empiezan a interesarse por el frutero y a comer fruta siempre que les apetezca. También puedes coger fruta tú y dar ejemplo 😉

Es un truco muy sencillo, pero te aseguro que funciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú